arte floral funerario

Funerales alternativos

Cuando pensamos en decir adiós a un ser querido que se nos va al otro mundo, lo primero que nos viene a la mente es un ataúd o unas cenizas, el velatorio con sus coronas funerarias y arreglos florales, una iglesia y un cementerio, pero las generaciones venideras quizá vean esto como anticuado o pasado de moda, por eso ya existen una serie de entierros alternativos que no dejarán indiferente a los familiares de la persona fallecida y que servirá también para conservar su recuerdo para siempre.

Actualmente ya se han comenzado a crear nuevas y extravagantes formas de despedirse. Una de ellas es esparcir las cenizas por la estratosfera, un servicio extra que aún no está disponible en toda España pero sí en algunos lugares de la península. Hay que decir con respecto a este tipo de despedida, que es un poco caro, ya que por unos 3.000 euros, solo se incluye el lanzamiento y una ceremonia básica, no estamos muy seguros de que incluya la incineración o cremación y las flores. Para los arreglos florales es mejor acudir a una empresa que se dedique al envío de flores a domicilio y encargar un arreglo floral adecuado y bonito. Los servicios funerarios son muchos e incluyen la recogida y traslado del cadáver, su acondicionamiento, el tanatorio, féretro, etc. y quizás si estos servicios no están incluidos en esta nueva modalidad de entierro, para algunas personas no sea nada asequible.

Este tipo de funeral finaliza con el lanzamiento de un globo sonda de helio que eleva las cenizas del difunto hasta 35.000 metros de altura y una vez allí, el globo se desintegra y las cenizas quedan en suspensión. El globo incluye una cámara y un localizador GPS para que la familia del fallecido pueda ver en directo todo el proceso, algo que algunas personas consideran como bastante superficial. Tras la caída, se localiza la cámara gracias al GPS y se recupera la grabación de todo el proceso.

Existen también los nuevos ecofunerales, en los que las incineraciones se realizan con filtros de dioxinas para evitar las emisiones al medio ambiente, los féretros son de madera certificada o de cartón reforzado, los trajes elaborados con tejidos de algodón puro, botones de madera y las urnas son biodegradables.

Otro funeral alternativo, que no es un funeral en sí, se trata de conseguir un diamantes a partir del cabello del fallecido. Es decir, a partir del carbono presente en las fibras capilares humanas, se fabrican estos pequeños recuerdos, diamantes a partir del cabello del difunto, su conversión en una piedra preciosa. Tienen la misma dureza, composición y pureza que un diamante que se ha extraído de las minas.

Pero hay personas más excéntricas  que prefieren preparar un funeral en vida, algo que es posible para aquellos a quienes les gusta tener todo bajo control y prefieren que sus familiares no tengan que preocuparse por nada. Las personas pueden decidir hasta el más mínimo detalle del funeral: música, arreglos florales y coronas fúnebres, documentación y dejarlo todo pagado antes de morir.

spacer